EL MOLI DEL SALT DE BENILLOBA

En la actualidad, este paraje es un reducto de paz y tranquilidad, lejos del ruido y del bullicio, lejos de turistas y fuera de los mapas, un reservado para los amantes de la naturaleza.
La foto la hice el invierno pasado, y aunque parezca más propia de los Pirineos o de Asturias, es un rinconcito de nuestra tierra, rodeado de chopos centenarios, del viejo puente sobre la garganta del riu, del camino empedrado y del sonido del agua al romper contra la roca.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.