viaje de la mini peñeta les caragoletes a tabarca

La isla de Ta barcade Nueva Ta barca o Plana,1 oficialmente Isla Plana o Nueva Tabarca, es una isla del mar Mediterráneo que se encuentra a unos 22 kilómetros de la ciudad de Alicante, a unos 8 km del puerto de Santa Pola y a poco más de 4300 metros (2,35 millas náuticas) del cabo de Santa Pola.2 Se trata de la isla más grande de la Comunidad Valencianay la única habitada.3 Administrativamente está considerada como partida rural de Alicante,2 y en ella se halla la ciudad4 5 6 de Ta barca, que contaba con 61 habitantes en 2012.7

CATAMARAN DE SANTA POLA

CATAMARAN DE SANTA POLA

 

U

EN EMBARCADERO DE SANTA POLA

 

En la isla se han recuperado materiales de época romana, que evidencian que ya entonces debió estar poblada, aunque no se han localizado restos de construcciones que den fe de un poblamiento estable.5 No obstante, existen restos de una necrópolis y de pecioscon ánforas,15 así como edificaciones quizá industriales.4 Probablemente se identifica con la Planesia de los antiguos griegos,2 queEstrabón describió como una isla peligrosa por la abundancia de escollos, hecho que podría confirmarse por los diversos naufragios de naves romanas que se han hallado en las cercanías de la isla.16 Otro argumento a favor de esta hipótesis es que el geógrafo ceutí al-Idrisi menciona la isla como بلناسية (Blanāsīa), clara derivación del nombre griego.8

TABARCA

TABARCA

 

 

TABARCA

TABARCA

 

 

EL RACO DEL PIRATA

EL RACO DEL PIRATA

PUERTA DE ENTRADA DE TABARCALas primeras noticias sobre la necesidad de establecer alguna fortificación datan del siglo XIII. En 1337 se autorizó la construcción de una torre, pero se desconoce si llegó a realizarse. Comoquiera que fuera, en 1427 se propuso organizar un buen sistema defensivo para impedir que fuera ocupada por los corsarios berberiscos venidos de Argel, que la usaban como base de sus acciones contra el Campo de Alicante y el Bajo Vinalopó.5 Durante esta época se la conocía popularmente como Isla de San Pablo (Illa de Sant Pau), ya que según la tradición éste fue el lugar donde desembarcó el apóstol.2 Fue conocida también como Isla Plana (Illa Plana), aunque los cronistas persisten en las denominaciones Alones Insula e Islote de Santa Pola. En época de Felipe III se consideró la idea de construir una fortificación de grandes dimensiones, pero esta se desechó por los gastos que entrañaría su mantenimiento. Pese a todo, en 1760 comenzaron a construirse las primeras edificaciones de la isla,5 de la mano del conde de Aranda, que había promovido también la colonización de Sierra Morena.17HERMANAMIENTO DE SAN PIETRO NUEVA TABARCA

PLAYALa historia de la actual Tabarca comienza en 1768, cuando Carlos III, instado por el mercedario fray Juan de la Virgen,2 consiguió la redención de un grupo de sesenta y nueve familias de origen ligur que, bajo el gobierno de la República de Génova se habían instalado en la isla tunecina de Tabarka. Esta isla, que distaba unos trescientos metros de las costas norteafricanas, había sido sometida por el bey de Túnez en 1741 y había reducido a sus habitantes a esclavitud.5 En ese estado permanecieron hasta el 14 de octubre de1768, en que comenzó el rescate, que se alargó hasta el 8 de diciembre del mismo año.10 Probablemente los tabarquinos llegaron por vía marítima a Cartagena y, de allí, en carretas hasta Alicante, donde quedaron provisionalmente instalados en el Colegio de la Compañía de Jesús,17 vacío tras la expulsión de los jesuitas en 1767.10 La fecha tradicional de su llegada a la ciudad es el 19 de marzo de 1769. Finalmente el conde de Aranda consiguió su traslado a la isla de Santa Pola, a fin de permitirles recuperar el hábitat cotidiano, así como que pudieran seguir ejerciendo la pesca como actividad predominante. Además, el conde había estimado que una población civil estable en la isla sería una gran ventaja a la hora de mantener la plaza.10 Por tanto, no sólo se construyó un fuerte, sino que también se edificó un poblado con categoría de ciudad,10 que tomó el nombre de Nueva Tabarca.4 5 En total, fueron 296 los tabarquinos instalados en la isla, de los cuales 31 habían nacido en Italia, 137 en Tabarka, 70 durante el cautiverio en Túnezy 58 durante el cautiverio en Argel.18 Todo este episodio aparece recogido

tizos de la parrquia de San Pedro y San Pablo de la siguiente maneroCALLESa:

DELLAT

DELLAT

 

ROCAS

ROCAS

DELLATROCAS

FARO DE TABARCA

 

 

 

 

 

ENTRADA DE MOROS Y CRISTIANOS

capital de la comarca del Comtat, celebra sus Fiestas de Moros y Cristianos, en Honor a San Hipólito Mártir, el segundo fin de semana del mes de agosto.

Los actos en Honor a San Hipólito se remontan a principios del siglo XVII, después de la elección del Patrón el 7 de mayo del 1600. Lo que en principio era una festividad puramente religiosa, fue convirtiéndose en una celebración con otros actos, que acercan paulatinamente este evento al que conocemos actualmente por Fiestas de Moros y Cristianos.

Ya a principios del siglo XVIII era el Ayuntamiento quien costeaba los actos a celebrar en honor a San Hipólito, como está escrito en el Libro de clavado del 1711, donde dice “mujer en des carrech que paga al clero de Santa. María de la propia villa 53 libres para la fiesta de San Hipólito

.Esta celebración de Moros y Cristianos viene celebrándose con certeza desde mitad del siglo XVIII, designándose desde 1766 cada año un Alférez y un Capitán. Al mismo tiempo, en el año 1734 se hace referencia, en el libro de Claver del Archivo Municipal de Cocentaina, de una Compañía de Turcos, designándose con el nombre de turcos lo que después se conocerá, genéricamente, con el nombre de moros.

Aunque los papeles más antiguos nos remontan al siglo XVIII, existen indicios documentados en el Libro de Claver del Archivo Municipal de Cocentaina que indican que en el año 1695 se celebró un Alardo en honor a la Virgen, siendo este un claro antecedente histórico de la celebración festera.

No importa. Cocentaina viene celebrando sus Fiestas de Moros y Cristianos desde hace siglos, siendo ya una tradición arraigada entre los contestanos y contestanas.

A lo largo de su historia, la fiesta contestana ha ido evolucionando. Lo que antiguamente era una celebración sencilla, con el uso de la pólvora como principal y casi único elemento (con la excepción de los años en que su uso estuvo prohibido por decreto de Carlos III), hoy es un evento más completo , donde han ido añadiéndose otros actos que han dado una identidad propia y diferenciadora de los demás pueblos.

Uno de estos actos es la Embajada del Contrabando o “Alijo“, que con este nombre aparece en el programa de Fiestas del 1900, donde las filaes Maseros y Contrabandistas mantienen un jocoso diálogo, donde los segundos piden permiso a los primeros para poder entrar en la Villa. Los Maseros en un primer momento se oponen, pero al fin las dos comparsas se unen para enfrentarse a los moros. Es este un acto que se remonta, como mínimo, al año 1864.

Otro acto diferenciador es la Presentación de Armas, que se lleva a cabo el día de San Hipólito, después de la Eucaristía, y que consiste en el desfile de todas del filaes frente a los cuatro cargos: los dos Abanderados y los dos Capitanes ( uno por cada bando).

Podemos citar otro acto que solo se celebra en Cocentaina, como la Embajada de los Tomates, una batalla que cada año enfrenta a las filaes Bequeteros y Caballería Ministerial o “Cavallets“. Las dos comparsas luchan únicamente con tomates, teniendo el origen este acto en la no participación en el Alardo de estas dos comparsas, lo que hizo que entre ellas se organizaron su “combate particular”. Posteriormente tuvieron también el derecho a ser Abanderado o Capitán (a partir del 1966), como el resto de las filaes. La condición de filaes de caballería ha condicionado, seguramente, su peculiar forma de desfilar, constituyendo un atractivo para el turista que visita el pueblo en Fiestas.

Hay que añadir a este listado de actos propios el de las Guerrillas, que consiste en el uso de arcabucería en la sierra del Castillo, al alba, iniciándose así el día del Alardo, último día de la Trilogía Festera

Y si los anteriores actos tienen lugar en los días de la Trilogía Festera, esto es, los días de fiestas propiamente dicho, hay otros actos que se celebran desde el siglo XVIII y que completan el calendario festero, como son la Publicación o la ollita de la Purísima.

La Publicación se celebra al menos desde el 1765. Actualmente tiene lugar el último sábado de junio, pero históricamente se celebraba jueves día de la Ascensión de Nuestro Señor. Posteriormente, en 1976 se cambió este acto el domingo más próximo al día de la Ascensión y desde el 1985 se celebra el último sábado del mismo mes. En este acto, un miembro de cada filà forma escuadra con el resto de representantes de las filaes, desfilando una comparsa de cristianos y otra de moros. También, y desde el 1975, se celebra el mismo día la Publicación Infantil. Actualmente es la filà con el cargo de Capitán quien presenta el formador, aparte del miembro de la escuadra. Pero hasta el año 1977 era la figura del “Sargento quien llevaba el sable, con un vestido diferente a todas las comparsas.

.Por su parte, la Olleta de la Purísima es una cena donde se come la olleta contestana, (arroz con judías blancas, costillas de cerdo, tocino y pencas) que cada comparsa celebra el 7 de diciembre en su sede social, víspera de la festividad de la Inmaculada Concepción. Se sabe por tradición popular que en aquella fecha estaba prohibido comer carne, pero los festeros de Cocentaina pudieron comer gracias a una bula papal. A este acto, hay que añadir la tradicional fuera“, una salida que suele alargarse un fin de semana y que se celebra unas semanas después de Fiestas, para septiembre. Así, el espresió irse de fuera significa ir a pasar un día o un fin de semana toda la filà a un lugar fuera del pueblo (una casa de campo, una masía, etc)

Actualmente es la Federación Junta de Fiestas de Moros y Cristianos la entidad que regula la participación de las filaes o comparsas. Los orígenes de la normativa festera se remontan, como mínimo, al año 1853, cuando aparece el primer reglamento que marca las normas a cumplir en la Fiesta, con el nombre de “Costumbres y Pautas de Conducta Festeras“, y también existe el reglamento interno del año 1887 de una filà desaparecida, los “Caballeros de la Edad Media”. Se consolida, pues, en esta centuria la celebración de las Fiestas. Muchas de las Filaes que actualmente participan ya lo hacían en el siglo XIX, como la Manta Roja, Maseros (que en el siglo XIX era conocida con el nombre de Labradores), Lana, Contrabandistas y la Caballería Ministerial. Con el paso de las décadas, fueron apareciendo otros comparsas, ya en el siglo XX, que siguen en la actualidad, como los Kabilenyos (1904), Bereberes Bort (1939), Bequeteros (1941), que tiene sus posibles antecedentes en la Caballería Realista, comparsa que ya participaba en el siglo XIX, Guardia Jalifiana (1941), Mudéjares (1942), y Muladíes (2.008), por el bando moro, y por el cristiano los Cruzados (1952), Almogávares (1954) y Gentiles (1.963 ), herederos de la desaparecida Filà San Hipólito (los colores del diseño de su vestido festero coinciden con el de la imagen de San Hipólito).Sin embargo, la historia de las Fiestas de Moros y Cristianos ha visto como algunas filaes dejaron de participar, como es el caso de los Navarros, Tomasinas, Cides, Estudiantes, Marineros, Manta Blanca, Manta Verde, Carpassos, Moros Elegantes, Judíos, Edetanos y Contestanos, entre otros.

 Hablar de las Fiestas de Moros y Cristianos de Cocentaina en el siglo XXI, es hablar también de la participación de la mujer. Históricamente el papel de la mujer en la fiesta ha estado limitado a acompañamiento de boatos, bailes … En Cocentaina, la participación femenina se hizo más constante con la elección de la Festera Mayor, escogida de entre todas las Damas de Honor de cada filà. Este acto se llevó a cabo desde el año 1971 hasta el 1987. Pero fue a mediados de los años ’90 cuando la mujer contestana se ha decidido a participar con la misma condición que los hombres y actualmente hay varias filaes donde el miembro de mujeres es significativo, integrándose de forma progresiva y consensuada a la Fiesta contestana.
 La historia de las Fiestas de Moros y Cristianos de Cocentaina también está, inevitablemente ligada a la de su música. Cocentaina es cuna de compossitors que han marcado la historia de la música festera no sólo aquí, sino en las comarcas que nos rodean. Músicos como Manuel Ferrando Gonzales (autor del pasodoble más antiguo conocido hasta ahora para las Fiestas de Moros y Cristianos: “El Moro Guerrero”), Gustavo Pascual Falcó (compositor del pasodoble “Paquito el Chocolatero”), Justo Sansalvador Cortés, Miguel Picó Biosca, Enrique Torró Insa, Enrique Pérez Margarit, José Pérez Vilaplana, José Insa Martínez, José Francisco Molina Pérez, José Vicente Egea Insa, Rafael Lledó García, o autores más jóvenes como Ignacio García Vidal y Francisco Valor Lloréns (el listado es interminable) han contribuido de manera notable a engrosar la Fiesta con sus obras. La participación más antigua, conocida hasta el momento, de una agrupación musical en las Fiestas de Moros y Cristianos de Cocentaina, data del 1766. El Ayuntamiento de la Villa Condal alquila agrupación musical de Albaida el 5 de junio del mismo año.
 En resumen, Cocentaina puede presumir de ser uno de los pueblos que ha sido cuna de las Fiestas de Moros y Cristianos, conservando la tradición más antigua con la modernidad del presente, mezclando diversión con seriedad en una justa medida. Unas Fiestas declaradas de Interés Turístico que constituyen un gran activo en la oferta turística contestana. Venir el segundo sábado de agosto es una elección acertada, una alternativa al ya tradicional turismo de sol y playa. Visitar la Villa Condal en Fiestas de Moros y Cristianos es abrir una ventana a la historia, abrir los sentidos a la música (buena música), los imaginativos diseños de Capitanes, Abanderados, escuadras especiales (tradicionalmente conocidas como escuadras “de negros” para llevar sus componentes el rostro pintado). Es sentir la frescura y emotividad de la Primera Diana, el sentimiento religioso en honor a San Hipólito o la intensidad de la arcabucería del Alardo. Y para combatir el calor, el visitante se puede refrescar con la bebida típica contestana del verano: la “mentira” (café-licor barretjat con agua-limón negro, elaborado con azúcar quemado y canela, cosas que lo hacen único ).

,

.

 

FILA CAVALLERIA MINISTERIAL

FILA CAVALLERIA MINISTERIAL

Las FilaesFilà Caballería Ministerial

CAPITANIA CRISTIANA JOSE LUIS NAVARRO GANDIA

CAPITANIA CRISTIANA JOSE LUIS NAVARRO GANDIA
DAMA CONSORT PURA TRINI CANTO ROMERO

TRAJES DE LOS CAPITANES CRISTIANOS

DISSENY DEL TRAJE :ROBERTO PÉREZ

cavallets

FILA DEL CAVALLETS

UNA ESCUADRA DE GUERERES MERCENARIES

UNA ESCUADRA DE GUERERES MERCENARIES

CASQUET DEL CAPITAN

CASQUET DEL CAPITAN
DE TALL DEL CAPITA

BANDERA DE ALMOGÁVARES

BANDERA DE ALMOGÁVARES

A

FILA

FILA

BANDERA ALMOGÁVARES

FAVORITA: RODELLES CÁRREC

FAVORITA:
RODELLES
CÁRREC

 Filà Llana

LA LLANA

LA LLANA

CAPITANIA LA LLANA FAVORITES: MONSE SANDRA

CAPITANIA LA LLANA
FAVORITES: MONSE
SANDRA

festes 20 13 (133)

GUARDIA JALIFIANA SAHORINS

GUARDIA JALIFIANA
SAHORINS

FILA SAHORINS BANDERA

FILA SAHORINS
BANDERA
FAVORITAS:CARLA, Y OLGA

FILA SAHORINS FAVORITAS: CARLA Y OLGA

FILA SAHORINS
FAVORITAS: CARLA Y OLGA

festes 20 13 (147)

BANDERA DIMAS BOTELLA

festes 20 13 (150)

ESCUADRA DE LOS “SAHORINS”

FIN DE FIESTAS DE MOROS Y CRISTIANOS COCENTAINA

FIN DE FIESTAS DE MOROS Y CRISTIANOS COCENTAINA

FIN DE FIESTAS 2013 DE COCENTAINA

FIN DE FIESTAS 2013
DE COCENTAINA